VoVe Noticias Tucumán

El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Local

Aumentaron las consultas a oftalmólogos por la quema de cañas

La profesional del servicio de Oftalmología del hospital Padilla, María Noel Rivero, brindó información acerca de los riesgos que implica la exposición a residuos de quema de caña que abundan.

Captura web.

La polución ambiental se asocia a variadas complicaciones a nivel sanitario, entre ellas las lesiones oculares son algunas de las que tienen mayor prevalencia, ya que la contaminación perturba directamente la composición de la película lagrimal, cuya función es conservar la transparencia de las capas oculares para que se puedan formar correctamente las imágenes, impidiendo la aparición de los defectos refractivos y evitando la resequedad del ojo al contacto con el aire.

Tucumán es un lugar donde el aumento de la polución es muy notable por la creciente urbanización de la ciudad que aumenta la contaminación ambiental. A esto se le suma la liberación del residuo de quema de caña que empeora la situación ambiental generando más complicaciones.

Las lesiones corneales, conjuntivitis y lesiones generales a nivel de la conjuntiva muchas veces necesitan de tratamientos prolongados, por eso la consulta precoz reviste fundamental importancia para el paciente.

"La consulta oftalmológica muestra un incremento y se torna frecuente en esta época del año, con un incremento en la presencia de conjuntivitis, sobre todo por causa alérgica”, sostuvo Rivero.

El profesional explicó que la polución genera un cambio patológico que altera algunas de las estructuras anatómicas del globo ocular. “El paciente en la mayoría de los casos recurre a varios profesionales sin una solución y esto se debe en gran parte a que se les ofrece solo tratamientos paliativos”, dijo.

La doctora hizo extensiva la recomendación de una consulta oportuna con el oftalmólogo ante la aparición de cualquier molestia y desaconsejó el uso de tratamientos caseros o concurrir directamente a farmacias donde se indiquen gotas, ya que estas afecciones requieren de tratamientos específicos.

Es importante que el paciente, en la medida de lo posible, se proteja los ojos con gafas o lentes de sol; que evite mirar directamente hacia el cielo o el sol porque puede llegar a entrar a sus ojos alguna partícula, que luego necesitará ser removida por medio de algún tipo de técnica de consultorio y es fundamental la consulta con el especialista, porque una situación simple de resolver como es un cuerpo extraño que puede removerse fácilmente, puede cobrar complejidad si se intenta solucionar en casa.

Refregarse los ojos está totalmente desaconsejado porque es muy probable que se genere una úlcera, la córnea se lastima muy fácilmente ya que es la capa más externa del ojo y es la que mayores daños sufre en estos casos. En caso de que no se pudiera concurrir rápidamente a la consulta se aconseja lavar el ojo con agua segura y dejarlo parchado hasta que se pueda consultar.

 

Fuente: Comunicación Tucumán.