El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Tucuman

Salvo a sus tres sobrinas de un incendio

Sucedió hace casi un mes pero su hazaña aún sigue en boca de todos porque salto a los principales medios nacionales

El 19 de abril será una fecha que la familia de Leonel Seco jamás olvidará. Pero no porque perdieron todo tras el incendio de su humilde vivienda del B° Lomas del Salvador en las localidad de Las Talitas. Sino porque ese día el niño se alzó de coraje, pegó una patada a la puerta y sacó a sus tres sobrinas pequeñas que se encontraban adentro, mientras las lenguas de fuego consumían todo a su alrededor.

Todo pasó cerca de las 11 de la mañana cuando las mellizas Yoselín y Franchesca, de cuatro años y Bianca de dos, jugaban dentro de una precaria habitación a simular el cumpleaño de una de ellas. En su imaginación de niñas había globos, regalos y hasta una enorme torta, pero lo único real era el pedazo de un viejo papel que reeemplazó a una vela en esta soñada fiesta.

Sin embargo, no todo salió como esperaban. Un descuido desató un voraz incendio cuando la llama alcanzó una colcha que había en el lugar. No hubo tiempo a nada, las menores quedaron paralizadas ante el feroz avance del fuego y solo atinaron a abrazarse y permanecer juntas hasta que todo pase. Del otro lado se encontraba Leo, ese día se había levantado muy temprano junto a su madre, Patricia, quien trabaja como empleada doméstica. El se quedó despierto acomodando algunas cosas.

De pronto, al advertir el humo negro que salía desde una de las habitaciones fue corriendo hacia allí. Adentro estaban sus sobrinas, las reacciones de las llamas habían trabado la puerta y el fuego se expandía cada vez más.

Sin esperar, sin pensar, sin vacilar tiró abajo la puerta de una patada, entró, esquivó las lenguas de fuego y llegó a ellas. Colocó a dos de las menores en el hombro y a la más pequeña alzó en sus brazos. Una vez afuera las apartó del lugar , salió corriendo a la calle y paró a un verdulero que pasaba por allí pidiéndole que llame a los bomberos. Todo pero absolutamente todo se consumió y hoy duermen en el suelo, pero las salvó, y se salvó.

Patricia, su mamá, lo llama "mi bebé héroe" y seguro también será el tío héroe para las nenas que aún no comprenden lo que sucedió pero como consecuencia, lloran, tienen pesadillas e incluso Leonel no logra dormir por las noches desde aquella mañana. Necesitan ayuda de todo tipo y el número de contacto para los que deseen poner un granito de arena es: 0381-155938837.

Como todo niño, Leonel se imagina con un oficio de grande. "Quiero ser jockey de caballos de carrera o chofer de colectivos", le contesta de manera inusual al periodista ante la pregunta sobre su elección de trabajo en el futuro. Lo dice en tono de firme y algo tímido pero, a estas alturas, tras la situación de peligro de vida de sus tres sobrinas, nada le parece imposible. Sueña con correr carreras, ser un jinete de doma o tener un colectivo grande para llevar a la gente a pasear, pero sus 8 años ya le otorgaron un mérito: "niño, hijo y tió héroe".