El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Mundo

La madrastra de Gabriel Cruz habría confesado el crimen: “Lo siento, te quiero, he sido yo”

Los testigos del momento de la detención aseguraron que la mujer se lo habría dicho a su pareja, el papá del nene. La policía encontró el cuerpo de la víctima en el baúl del auto que manejaba.

Captura Web

Ana Julia Quezada, pareja del padre de Gabriel Cruz, el nene de 8 años que fue encontrado muerto después de que toda España lo buscara durante 12 días, fue arrestada ayer y según los testigos de la detención, en ese momento habría confesado el crimen.

“Lo siento, te quiero, he sido yo”, le habría dicho a su pareja, después de que la policía la detenga tras encontrar el cuerpo de Gabriel en el baúl del auto que manejaba. 
Los investigadores llevaban varios días apuntando como sospechosa a Quezada. Ella y la abuela del nene fueron las últimas que lo habían visto el día de su desaparición, cuando Gabriel se había ido caminando solo hasta la casa de un amigo.

En primer lugar, en las primeras declaraciones, cuando las autoridades le pidieron a la mujer su celular como evidencia, Quezada aseguró que lo había perdido. Pero días después unos amigos de ella lo encontraron detrás de un arbusto. Sin embargo, cuando los investigadores se lo volvieron a solicitar, dijo que lo había vuelto a perder.

Por otra parte, otro punto que levantó la sospecha de la policía, es que Quezada dijo haber encontrado una remera de la víctima, en una zona que había sido rastrillada por las autoridades durante el operativo.

Finalmente, ayer la Guardia Civil le tendió una trampa a la acusada, quien fue fotografiada por los investigadores cuando sacó el cuerpo del nene de un pozo. Finalmente fue arrestada cuando intentó ingresar el auto en su casa, en La Puerta de Vícar.

Por el momento, el móvil del crimen es incierto. Una de las hipótesis sería un "motivo emocional": celos enfermizos de la buena relación que tenía Gabriel con su papá.

La última vez que Gabriel Cruz fue visto estaba en casa de su abuela, en la localidad de Las Hortichuelas, y salió para ir a jugar a casa de un amigo. Tras su desaparición, la policía y voluntarios rastrillaron las áreas rurales de los alrededores, a pie y a caballo, con helicópteros y drones.