El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Policiales

Un muerto y cinco heridos fue el saldo de un fin de semana sangriento en la provincia

Un joven fue asesinado a puñaladas en Cebil Redondo. Luego, atraparon a dos sospechosos en barrio Norte.

Captura web.

Fue fin de semana de violencia y muerte en la provincia. Entre la tarde del sábado y la mañana del domingo, seis personas ingresaron con heridas de arma blanca o de fuego a diferentes hospitales. Hubo tres incidentes con heridos en jurisdicción de la comisaría 6ª, y otros dos en Simoca y en San Pablo.

Pero el caso de mayor gravedad se registró en Cebil Redondo, donde en la mañana del domingo, un joven de 25 años perdió la vida al recibir un puntazo en el pecho, presuntamente durante una pelea ocurrida minutos antes de las 9, en el barrio San José II.

Marco Antonio Sánchez, fue llevado en un vehículo particular al Caps de la zona. Los médicos constataron que ingresó sin vida. Sus allegados contaron a la Policía que durante la noche, el joven estuvo bebiendo en la esquina de su casa con otras personas. “Entre ellos se encontraban dos con los que la víctima mantenía una vieja enemistad. Ya en la mañana, hubo una discusión por motivos que no están claros, y lo atacaron a puñaladas”, explicó un investigador cercano al caso.

Poco después, mientras los pesquisas de la División Homicidios trabajaban en el hecho, personal de la Motorizada detuvo en la zona de plaza Urquiza a dos sujetos que se movilizaban en una moto. Cuando los policías les pidieron que descendieran, dejaron sobre el asiento del rodado un revolver calibre 22.

Luego, se supo que eran los sospechosos del crimen de Sánchez. Informada de esos detalles, la fiscala Adriana Reinoso Cuello dispuso que permanecieran detenidos. Tras el crimen, allegados a la víctima habrían ingresado a la casa de uno de los sospechosos e intentaron prenderle fuego. Personal de Infantería tuvo que acudir para contenerlos. La causa fue calificada como homicidio y daño intencional.

En la zona Norte

La seguidilla de hechos de violencia comenzó cerca de las 22 del sábado. A esa hora, Iván Acevedo, de 20 años, recibió un disparo en una pierna. Según contó después de ser atendido en el Centro de Salud, se encontraba en la vereda de su casa, en Ecuador al 1.200, cuando llegó un tal “Mudo Andrés”, quien le disparó y luego escapó del lugar.

Casi a la misma hora, ingresó al hospital Avellaneda Sergio Galván, de 18 años. Presentaba una herida cortante en el estómago. Dijo que un tal “Chichudo” lo atacó con el pico de botella, cerca del canal Norte.

La esquina de las calles México y San Miguel fue escenario de otro incidente que terminó con un adolescente herido de bala. A las 5.30, Nelson López, de 18 años, fue trasladado al hospital Avellaneda después de recibir un tiro en la pierna izquierda.

En el interior

También en las calles del interior se registraron enfrentamientos con heridos. Uno de los casos se registró en el barrio Buena Vista, en Simoca.

En la esquina de las calles 25 de Mayo y Gómez Llueca, un muchacho de 18 años fue apuñalado por la espalda. Primero fue llevado al hospital zona y luego fue derivado al Centro de Salud. Familiares de la víctima señalaron a un tal “Pancho” Brito como el autor del ataque.

En tanto, en el barrio “El Sapito” de San Pablo, un hombre de 42 años recibió una puñalada en la espalda durante una pelea vecinal ocurrida en la noche del viernes.

Según la Policía, alrededor de las 22.30 fueron alertados sobre un incidente de grandes dimensiones. Cuando los uniformados llegaron, se encontraron con unas 50 personas que se tomaban a golpes y se arrojaban piedras.

La magnitud del enfrentamiento fue tal que tuvieron que para contenerlo tuvieron que intervenir policías de San Pablo, El Manantial y Lules.

Durante la gresca, Andrés Hernández, de 42 años, fue apuñalado por la espalda. Fue internado en el Centro de Salud. Su hijo responsabilizó por el ataque a dos hombres apodados “Kuki” y “Mona”.