El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Fútbol

Los campeones del Mundial 86 viajarán a Tilcara para acabar con la maldición del seleccionado

Según la leyenda, la Selección Argentina no ganará ningún título mundial hasta que no se cumpla la promesa que le hicieron los ganadores de México 86 a la Virgen de Tilcara.

Captura web.

La Selección Argentina siempre estuvo al borde de ganar o llegar a la final de los Mundiales de Fútbol. Lejos de los análisis futbolísticos y críticas a los diferentes directores técnicos, muchos prefieren echarle la culpa a la Maldición de Tilcara.

Varios de los exjugadores involucrados en ese mito, que formaban parte de la Selección argentina que dio la vuelta en el Mundial de México 1986, están dispuestos a cortar el maleficio y viajarán a la ciudad jujeña de Tilcara para lograrlo.

Oscar Ruggeri, Jorge Burruchaga, Ricardo Bochini y otros exjugadores serán los que se dirijan hacia el santuario de la Virgen de Copacabana del Abra de Punta Corral para acabar con el maleficio.

La leyenda comenzó cuando los jugadores conducidos por Carlos Bilardo se hospedaron en Tilcara entre el 5 y el 15 de enero de 1986. El objetivo principal del DT era entrenar al equipo en las alturas ya que el próximo partido se jugaría en México.

Una vez en el pueblo, ubicado a 2460 metros sobre el nivel del mar, Bilardo descartó las dos ofertas oficiales de hospedarse en los clubes Terry y Belgrano, por lo que se aceptó la propuesta de entrenar en un humilde y nuevo club zonal, el Pueblo Nuevo.

En la iglesia de Tilcara se encuentra la Virgen de Copacabana del Abra de Punta Corral, a la que todos sus fieles ofrecen sus promesas a cambio de una nueva visita. El Seleccionado también lo hizo: pidió ganar el Mundial pero nadie volvió.

Según contó Bilardo, él no estaba al tanto de ninguna promesa puntual. Sin embargo, los habitantes de Tilcara insisten que el equipo del '86 salió campeón del mundo gracias a este pedido y, como no nadie volvió a agradecerle, la mala suerte seguirá sobre la Selección durante varios años.