El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Acuerdo federal

Macri y los gobernadores negocian un acuerdo nacional

Luego de la reunión que tuvieron con Rogelio Frigerio, los mandatarios provinciales se reunirán con el presidente.

Captura web

El ministro del Interior Rogelio Frigerio arriesgó ayer una jugada de último minuto con los mandatarios provinciales al sumarse al encuentro que estos mantenían en el Consejo Federal de Inversiones (CFI). Allí, el ministro acercó posiciones en muchos puntos pero quedaron temas por saldar. Así, todo indica que la película se terminará de definir hoy en la Casa Rosada en la reunión convocada por Macri con todos los gobernadores para tratar de cerrar el acuerdo y enviar al Congreso el paquete de leyes fiscales y tributarias impulsado desde el Poder Ejecutivo.

"Estamos muy cerca de cerrar el acuerdo fiscal con las provincias. Casi todos los puntos están acordados", dijo Frigerio al salir de la reunión en el CFI. No fue lo mismo que opinaron algunos gobernadores del PJ como Sergio Uñac (San Juan) o Lucía Corpacci (Catamarca), entre otros. En el medio del optimismo y pesimismo moderado, hubo una gran cantidad de mandatarios que se apoyaron en la frase "hay voluntad política para acordar". Pero se observaron aún dos grandes "temas malditos" por cerrar:

El Gobierno aspira a que los gobernadores desistan de los juicios cruzados entre la Nación y las provincias. Son 56 procesos que podrían significar hasta $340.000 millones. En este sentido, Uñac fue tajante: "¿Por qué vamos a desistir de ganar los juicios si la Nación no nos ofrece nada a cambio?", dijo. Por su parte, la gobernadora de Catamarca Lucía Corpacci dijo que "si quieren que nosotros desistamos de los juicios contra la Nación que Buenos Aires también desista del juicio en la Corte por el Fondo del Conurbano". Más conciliador se mostró Gustavo Bordet, que dijo que "hay voluntad política para saldar las diferencias y eso se hará con una fórmula técnica que supere todo". La misma tesitura plantean sus pares más duros de La Pampa, San Luis, Formosa o Santa Cruz. Desde la Casa Rosada se inclinan por la idea de que "es el momento histórico de hacer un borrón y cuenta nueva" para salir de este entuerto jurídico.

La Casa Rosada está dispuesta a compensar a la administración de María Eugenia Vidal con los $65.000 millones de pesos anuales que reclama para esa partida especial. En este caso, el dinero saldría de las arcas del Estado nacional. Pero este es un tema que genera mucha crispación entre los gobernadores del PJ ya que no ven como "discriminatoria" esta idea.

No obstante, en el global del paquete de reformas que impulsa Macri con los gobernadores hay muchos puntos que ya se cerraron. Entre otros, incluir el financiamiento del déficit de las cajas previsionales no transferidas; la derogación del artículo 104 del Impuesto a las Ganancias; la ley de cheque al 100% para el Anses; una rebaja de impuestos distorsivos y la idea de acompañar la ley de responsabilidad fiscal que impulsa Macri.

En relación a los ingresos brutos, hoy hubo un consenso para que haya una baja gradual de ese gravamen, que la actividad primaria quede exenta y que al comercio se le grave en un 5%.

De la reunión del CFI participaron los gobernadores Gildo Insfrán (Formosa), Carlos Verna (La Pampa), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Lucía Corpacci (Catamarca), Miguel Lifchitz (Santa Fe), Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza), Alberto Weretilnek (Río Negro), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Uñac (San Juan), Sergio Casas (La Rioja), Hugo Passalacqua (Misiones) y Juan Manzur (Tucumán). La gran ausente de la tarde fue María Eugenia Vidal.