El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Personalidades

Un tucumano recorre el mundo con su violín

Benjamín eligió la música siempre. A los cuatro años, el violín lo eligió a él.

Gentileza: Benshi Do.

Benjamín Juarez tiene veinticinco años, nació en Tucumán y a los dieciocho viajó a Córdoba a perfeccionarse en la música y en su instrumento: el violín.

”Comencé muy chiquito cuando mi vieja estudiaba expresión corporal en la Escuela Superior de Educación Artística (ESEA). Como no tenía con quien dejarme me llevaba para ahí y al aburrirme, caminaba por todo el edificio y me metía en todas las clases. Siempre me metía en la de violín hasta que un día una profesora me calzó el violín” recuerda con alegría. Fue así que a los cuatro años Benjamín empezó a estudiar el instrumento. “Siempre estuve pendiente porque mi mamá estudiaba expresión corporal y ponía música y yo escuchaba todo”.

En la actualidad trabaja como sesionista participando de albumes o EPs de músicos cordobeses, en su mayoría. Integra tres bandas: una de tango, denominada "Milonga sin cortes", otra depunk-rock, de nombre "Juglar", y su proyecto solista. Participa a menudo en diversos festivales, inclusive adelantó que muy pronto estará presentándose en Tucumán.

Al consultarle como incorporó el violín en su banda de punk-rock nos dice que fue una búsqueda. “El primer disco de “Juglar” que se llama “Pomelo” está en YouTube. Y bueno probé con el violín eléctrico donde el instrumento como que reemplaza un poco a la guitarra eléctrica”.

El tucumano incursiona en la actuación y se suma por estos días a una obra de teatro, con temática feminista, en la cual cumple los roles de músico/actor.

"Toque con músicos que me enseñaron mucho porque son grandes como persona. Recuerdo a Hugo Bistolfi (tecladista de Rata Blanca), el percusionista y guitarrista de Calle 13, toqué con Carlos “La mona” Gimenez y su hijo, Popi Quintero y Luna Monti, Willy Crook, músicos de Aca Seca y Puente Celeste”, recuerda emocionado.

Los conocimientos que lo llevaron a ejercer la docencia, también lo llevaron a viajar a Chile, España, Italia, Portugal, Eslovenia, Croacia. En Europa estuvo con “El Gran Ballet Argentino”, el cual está integrado por bailarines y músicos de gran jerarquía. “Tuve la oportunidad compartir con hermanos de África, Costa Rica, Colombia, China, Kazajistán”.

Por último el músico cierra la entrevista con una reflexión que tiene que ver con el prejuicio que hay con el instrumento. “Uno tiene el prejuicio de que el violin es solo para la música clásica y el folclore. Yo con los años me di cuenta que uno puede tocar lo que quiera con el instrumento que quiera, siempre y cuando se estudie”, afirma el músico y agrega “para mi algo que le falta mucho a quienes se respaldan en las academias es la improvisación. A mí me permitió conocer y dar a conocer a mis alumnos, un montón de experiencias musicales y otros puntos de vista. Inclusive me llevó a improvisar con músicos en un escenario que uno no conoce y donde no hubo ensayo previo. La improvisación es juego y te permite ver la música pero desde un lado macro”.

¿Cuál será el próximo escenario al que se subirá Benjamín?

Si querés escuchar al violinista y compositor tucumano ingresá a https://soundcloud.com/benshido/eliris