El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Eliminatorias Rusia 2018

Argentina llegó a Rusia 2018

Con un hatrick del mejor jugador del mundo, nuestro seleccionado jugará el mundial el año que viene.

Captura web

De la mano de la Pulga podemos decir: cinco, cuatro, tres, dos, uno...Argentina al Mundial Rusia 2018.

Todo se volcó a estos 90 minutos por los que acaba de pasar la selección Argentina. Comenzamos sufriendo en los primeros segundos del partido clave para nuestro seleccionado, pero luego la selección se levantó, se secó la sangre y demostró el hambre que tiene.

Con un Enzo Pérez muy solidario, con los jugadores por los costados, con un Mascherano intachable. Con Acuña, con Salvio, muy atentos a sus marcas sin intervenir tanto en el ataque porque estaba todo en las manos del “10”.

Se escuchará la euforia, en estos momentos el seleccionado festeja en el vestuario de Quito, un vestuario que se llenará de lágrimas, que se llenará de esperanza, un vestuario que se llenará de desahogo, un vestuario en donde habrá descarga de emociones.

El año próximo será otra historia, el año próximo la historia comienza de cero, el año que viene tendremos que estar a la altura. Estará Brasil, Colombia, Uruguay, seguramente Perú que irá al repechaje y nosotros. Sin Chile, sin Holanda, con Cristiano, con Messicon Romero, con el Masche, con Biglia, con la esperanza, con la historia, con el peso, con los 2850 metros de altura sobre el nivel del mar y con nosotros; atravesamos todo, hasta los malos pronósticos de muchos que hablaron y hablaron de nuestra selección.

No podía Messi quedarse afuera del mundial, no podía quedar Argentina fuera del mundial, no podíamos quedarnos afuera de la posibilidad de levantar la copa. Si Ruggeri y compañía fueron en peores condiciones, ¿porque nosotros no iríamos a Rusia?

¿Quién podía creer el gol de Ecuador a los 40 segundos? , ¿quién?, ¡Ecuador!.

Hoy festejemos, hoy levantemos la frente, hoy apoyemos a nuestra selección si no lo hicimos antes, hoy nos sacamos la angustia, hoy seamos felices; a lo mejor mañana, levantamos la copa.