El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Eliminatorias

Quién es el "Brujo" Manuel, el personaje místico que viajó a Quito para ayudar a la Selección

El Brujo estuvo en el predio de Ezeiza durante la última semana y también visitó el vestuario minutos antes del partido ante Ecuador.

Captura Web

Argentina necesita utilizar todas las herramientas para conseguir el triunfo en Quito que le permita asegurarse el pasaje al Mundial de Rusia 2018. Esa premisa parecen haberla tomado bien en serio en el seno de la Selección y quisieron ocupar todos los casilleros. A punto tal que "convocaron" al Brujo Manuel.

Según se pudo saber, el misterioso personaje estuvo en el predio de Ezeiza durante la última semana tras recibir un llamado de un integrante del cuerpo técnico que comanda Jorge Sampaoli.

Su historial en Estudiantes de La Plata lo hizo ganar laureles para ser el elegido de eliminar cualquier tipo de mala fortuna que esté sobrevolando por el aire de la Selección tras toparse con el empate ante Venezuela y Perú.

Su inconfundible cabello largo y los accesorios de oro le dan un look inconfundible. Varios advirtieron su presencia en los pasillos del Hotel Hilton de Guayaquil donde concentró el plantel nacional y horas más tarde lo fotografiaron en el Estadio Atahualpa, donde pasó por los vestuarios minutos antes del inicio del encuentro.

¿Su arribo? Se especula que fue el lunes por la noche, al día siguiente que arribó el equipo.

Manuel fue una pieza de cábala del plantel de Estudiantes que ganó la Copa Libertadores 2009 con Juan Sebastián Verón como líder. Allí conoció al actual presidente del Pincha y, fiel a la historia del club, comenzó a tener un vínculo cada vez más estrecho con esa institución.

Los jugadores permanecieron al margen de toda esa situación. Este recaudo le permitió mantener en secreto su viaje.

Tiene su consultorio en Gorina, decorado con imágenes de la Virgen Desatanudos, San Nicolás y Ceferino Namuncurá. Los que concurren a bendecirse con sus dotes mágicas explican que no cobra por sus servicios. Aquellos que confían en su capacidad, solo tienen una condición: llegar temprano para evitar quedarse sin su atención debido a la gran concurrencia.