El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Historias

Un estadounidense vive en las calles tucumanas

En el microcentro tucumano, un hombre vive a merced de los vecinos.

Captura web.

Historias callejeras hay decenas y Tucumán no es la excepción a la regla. En la primera cuadra de la calle Junín, un hombre de barba y pelo largo vive gracias a la buena voluntad de los vecinos. Antes, había convertido en su hogar dos puntos de la ciudad: la explanada de un edificio al lado de la Oficina de Migraciones y la Plaza Alberdi.

Su nombre es Ian y es de nacionalidad estadounidense. “Hace poco más de un año que vive en la calle. Es de confianza y los vecinos le acercan comida”, comentó una de las empleadas de Migraciones cuando el hombre vivía afuera de su lugar de trabajo.

“Al parecer, vino a visitar a un amigo en Tucumán hace un año y después se borró. Lo ayudó pagándole unos días de alojamiento pero parece que no pudo pagarle más o se borró”, ahondó.

Sentado en un banco con una pila de diarios y su bolsa de arpillera, el estadounidense explica: “Ahí tengo algo de comida que la gente me regala, un par de botellas y paquetes de cigarrillos que me compran los vecinos”. Ian asegura que a pesar de vivir en las calles tucumanas no quiere volver a su país de origen: “Acá siento el cariño y el amor de la gente que se acerca a donarme cosas a pesar de que no pueden hablar conmigo”.

De esta manera, el norteamericano ya se convirtió en un nuevo personaje urbano de Tucumán y que, como muchas otras personas en su situación, necesita de la solidaridad de los tucumanos.