El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Salud

Dejar de fumar ¿engorda?

La lic. en nutrición Mariela Soria revela qué efectos produce el fumar sobre nuestro peso.

Captura web

Fumar es considerado uno de los vicios más grandes de los últimos tiempos. Gracias a fuertes campañas de prevención impuestas de manera obligatoria por parte del gobierno, el consumo de cigarrillos ha ido disminuyendo de a poco, aunque aún falta mucho por hacer. Si bien hay quienes fuman pensando que eso los ayuda a controlar su peso, otros dejan el tabaco por adherir a esta mentalidad del siglo 21 que tiene que ver con el cuidado del cuerpo y la salud.

Dejar de fumar ¿engorda? La licenciada en nutrición Mariela Soria sostiene que el cigarrillo contiene numerosos componentes tóxicos, uno de los más conocidos es la nicotina que genera ciertos cambios en nuestro organismo disminuyendo el nivel de apetito. Cuando se toma la decisión de dejar de fumar nuestro organismo experimenta numerosos cambios y uno de ellos puede relacionarse con el aumento de peso.

Se ha demostrado que la nicotina contiene un poder hiper glucémico en nuestro organismo con lo cual baja la ansiedad y el apetito. También tiene un afecto estimulante. Podríamos decir que aquellas personas que son fumadoras tiene un extra de gasto calórico en aproximadamente 200 kilocalorías. El metabolismo basal (capacidad que tiene cada persona de generar gasto calórico aún en reposo) se ve aumentado. Por otro lado, la capacidad gustativa y olfativa se ve disminuida en los fumadores debido a que el tabaco produce esto y por lo tanto los fumadores no disfrutan totalmente del sabor de los alimentos y como consecuencia no tienen tanto deseo de comer.

Cuando la persona deja de fumar todos estos factores se ven modificados, disminuyen hasta desaparecer. El efecto que tenia la nicotina de disminuir el apetito y la ansiedad desaparece y aumentan esas 200 kilocalorías gastadas en los fumadores. También la capacidad gustativa y olfativa se ven normalizadas y la persona puede disfrutar de una buena mesa teniendo deseos por ciertos alimentos que antes no tenía. Esto no quiere decir que se debe recurrir al cigarrillo como método para no subir de peso. Como ya se dijo el fumar es muy perjudicial para la salud.

¿Se puede hacer algo para no aumentar de peso cuando se deja de fumar? Sí,

Se debe aumentar la actividad física de 3 a 4 veces por semana, lo que no solo ayudará al gasto calórico y por ende la pérdida de peso, sino que también ayudará a bajar los niveles de estrés y de de ansiedad.

Se debe crear las condiciones necesarias en la casa como tener ciertos alimentos de bajo contenido calórico a mano de manera que cuando surja una situación de ansiedad tengamos a mano ese tipo de alimentos y no tengamos que recurrir al más calórico.

Se debe mantener la mente ocupada, realizar ciertas actividades que antes no hacíamos de manera de bajar los niveles de ansiedad.

Hay que ingerir mucho líquido lo cual ayuda también a mantener bajos los niveles de ansiedad.

Tomando todas estas recomendaciones mencionadas se puede realizar la sabia decisión de dejar de fumar sin aumentar de peso.