El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Huertas

Estos tucumanos te explican cómo hacer una huerta en tu balcón

La siembra y el cultivo en pequeños espacios se afianzan cada día más. Cómo producir y ahorrar mediante la huerta en casa.

Gentileza: Huertas Agroecológicas Tucumanas.

Las huertas agroecológicas se presentan como una alternativa que permite producir nuestros alimentos mediante el manejo racional de los recursos naturales, contemplando la diversidad biológica y sin la utilización de fertilizantes, herbicidas o pesticidas químicos.

Uno de los emprendimientos que dio el primer paso en Tucumán es el de Huertas Agroecológicas Tucumanas. La intención es acercar asesoramiento técnico y brindar talleres de capacitación para que los participantes aprendan a armar almácigos, trasplantar y cuidar los vegetales.

“Comenzó como un hobby y la gente empezó a interesarse a través las redes sociales. Descubrió que alimentos como la lechuga, el perejil, lo que consumimos todos los días, se puede producir en una maceta”, comenta uno de los integrantes de la iniciativa.

Para comenzar con la huerta

No es necesario contar con grandes espacios para llevar a cabo una huerta agroecológica; balcones, terrazas y patios son lugares suficientes para tener una plantación en medio de la ciudad. Así, muchas de las plantas pueden crecer en recipientes que tenemos en casa: bidones, baldes, cajones, hasta rollos de papel higiénico. En la práctica, se fomenta el reciclaje.

Uno de los puntos importantes que debemos tener en cuenta es la preparación del abono, ya que será el alimento de las plantas y tendremos que agregarlo durante todo el año. Un tipo de abono es el compuesto. Cáscara de frutas, restos de verduras, yerba, café, té, pasto seco, hojas; todo es útil y se recicla.

Los desechos de la cocina, lo que nos genera un gasto y un problema como comunidad sirven para producir alimentos. Por su parte, sobre el riego, en verano deberá realizarse todos los días por la tarde, mientras que en invierno se riega al mediodía y no es necesario que sea a diario.

El riesgo es un hábito, lo ideal es hacerlo en los mismos horarios. Podemos pensarlo como cuando uno hace ruido de maíz en el gallinero, las gallinas se acomodan para recibir la comida; en la huerta pasa lo mismo.

Uno de los problemas que suele presentarse a menudo es el de las plagas y enfermedades. Por esto, es necesario conocer de qué manera prevenirlos. Existen preparados caseros para el control de insectos.

Para quienes quieran poner en marcha la huerta, es necesario recordar que cada planta tiene su época de siembra. Las especies de otoño-invierno son la espinaca, el puerro, el repollo, la achicoria, la coliflor, el ajo, la arveja y otros. Se recomienda para esto consultar el calendario de siembra disponible.