El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Asignaciones

El Gobierno quitó la Asignación Universal por Hijo a más de 200 mil personas

En enero los beneficiarios eran 3.980.755 y en marzo esa cifra se redujo a 3.749.213. Las bajas están relacionadas con incumplimientos, fundamentalmente de jóvenes que dejaron de ir al colegio para trabajar por la pérdida del poder adquisitivo de los hogares.

El Gobierno quitó la Asignación Universal por Hijo (AUH) a 231.542 personas en el primer trimestre. Las bajas están relacionadas con incumplimientos en la presentación de la documentación necesaria para conservar el beneficio.

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), elaborado por Julia Strada y Hernán Letcher, que analiza la evolución de la AUH, advierte en base a un relevamiento realizado en varios distritos del conurbano bonaerense que en los últimos dos años dejaron el secundario aproximadamente el 20 por ciento de los alumnos por diversas razones entre las que sobresalen la pérdida de poder adquisitivo de los hogares y la necesidad de conseguir un trabajo para compensar esa situación. Aunque el relevamiento no tiene rigor estadístico, ayuda a comprender por qué muchas familias dejaron de cumplir con requerimientos necesarios para conservar la AUH. El informe de CEPA también da cuenta de una pérdida neta de poder adquisitivo de este beneficio que se redujo en 6 puntos porcentuales respecto de diciembre de 2015.

La cantidad de beneficiarios de la AUH eran 3.777.124 personas hasta diciembre de 2015. Luego, el número fue subiendo hasta llegar a 3980.755 en enero de 2017. Sin embargo, en los meses siguientes, comenzó a caer y en marzo tocó un piso de 3.749.213 personas. Es decir, 27.911 beneficiarios menos que en diciembre de 2015 pese a que desde entonces la desocupación y la pobreza crecieron. “Esta decisión no resulta aislada. Se enmarca en la política estatal de reducción del gasto social, como la suspensión de medicamentos para jubilados, el retiro de las pensiones para personas con discapacidad, madres de siete hijos o por viudez, o las masivas suspensiones del Plan Progresar”, remarcan Strada y Letcher.

c1_2.jpg


El estudio también analiza la evolución de las asignaciones familiares para monotributistas. A comienzos del año pasado, el presidente Mauricio Macri anunció la incorporación de hijos de trabajadores monotributistas al régimen de Asignaciones Familiares. Según lo sostuvo entonces, se trataba de una inversión social de 4400 millones de pesos financiada a partir de aportes del monotributo e ingresos generales provenientes del ANSES y del Tesoro. El resultado implicaba 514.000 niños y niñas que comenzarían a recibir la asignación mensual.

Sin embargo, las cifras oficiales evidencian una realidad diferente. En marzo de 2016 comenzaron cobrando ese beneficio 203.090 niños, apenas el 39 por ciento del total anunciado. Desde entonces, el universo de beneficiarios comenzó a crecer, a medida que se incorporaban más monotributistas, hasta llegar a 318.163 personas en marzo de este año, quedando significativamente por debajo del total prometido.

Los programas sociales no sólo constituyen derechos del conjunto de los niños/as y adolescentes menores de 18 años, sino que tienen un relevante efecto económico, que impacta positivamente en la expansión de la demanda agregada, a través de mayor consumo, y deriva en mayores niveles de crecimiento económico. Por lo tanto, un recorte como el implementado por el gobierno profundiza la crisis económica.