El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Desalojo en Pepsico

Policía bonaerense le pide a Nicolás Del Caño que deje de hacer populismo

Agentes de Infantería de la Policía Bonaerense agredieron a un grupo de periodistas que intentaban circular libremente en las adyacencias de la fábrica. Los dichos de un comisario al dirigente de izquierda.

Foto: Ricardo Pristupluk

Unos 200 agentes de la Gendarmería Nacional y de Infantería desalojaron mediante una represión esta mañana la planta de la empresa multinacional Pepsico, ubicada en Florida, partido de Vicente López, que está ocupada por trabajadores que se quedaron sin empleo tras el cierre del establecimiento, el 20 de junio último.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a varias personas y desmantelaron las carpas que habían sido instaladas en la puerta de la fábrica, en la calle Posadas al 1200. Mientras tanto, otros trabajadores resisten el desalojo desde el techo del edificio.

"Vamos a resistir acá en el techo y si algo nos pasa, hacemos responsable a (Mauricio) Macri, a (María Eugenia) Vidal y a la jueza (Andrea Rodríguez Mentasty)", advirtió el delegado de la comisión interna Camilo Mones en referencia al Presidente, a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y a la titular del Juzgado de Garantías N°3 de San Isidro, a cargo de la causa.

El jefe del operativo les había dado un plazo de "cinco minutos" para abandonar el lugar a los trabajadores que reclamaban por su incorporación. Luego, la policía avanzó con escudos y lanzando gas lacrimógeno. En medio de la represión, los gases y las corridas, agentes de Infantería de la Policía Bonaerense agredieron a un grupo de periodistas que intentaban circular libremente en las adyacencias de la fábrica PesiCo de la localidad de Florida, partido de Vicente López, para cubrir el operativo de desalojo de la planta.

Nota relacionada: Video: fuerte operativo para desalojar la planta de PepsiCo

"Dejen de hacer populismo", le reclamó un comisario al precandidato a diputado Nicolás del Caño, cuando éste le reprochaba que los efectivos "le pegan a todo el mundo", y luego sostuvo que "nadie le está pegando a nadie".