El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Cierre de fábrica

Ni Una Menos se suma a la lucha obrera de PepsiCo

El colectivo Ni Una Menos envió una carta de apoyo a las trabajadoras de la planta de Florida. Ellas son mayoría en la fábrica, muchas de las cuales llevan la mitad de sus vidas trabajando en el lugar. El pedido de #NoAlDesalojoDePepsico, y la denuncia contra el Estado.

“Crónica de un cierre anunciado” podría ser el título del caso de la multinacional PepsiCo. Desde hacía por lo menos tres años, la empresa amenazaba con mudar la producción e incluso realizó movimientos en esa dirección que fueron denunciados y enfrentados por los obreros. El cierre se produjo cuando, según los últimos datos del Indec, el desempleo subió al 9,2 % en todo el país en el primer trimestre de 2017 (en el Gran Buenos Aires ya superó los dos dígitos: 11,8 %) y afecta a 1,15 millones de argentinos/as, es decir, 212 mil desocupados más que en el relevamiento previo del último trimestre de 2016.

La compañía tiene ventas globales anuales por aproximadamente 60 mil millones de dólares y en sus empresas en todo el planeta trabajan más de 300 mil empleados. Su sede central está en Purchase, Nueva York, y en 2016 obtuvo ganancias por 10,3 mil millones de dólares a nivel global. El 8% de esa montaña de dólares se lo debe a su división en América Latina.

El 20 de junio, Día de la Bandera, la mayoría de los 600 trabajadores y trabajadoras de la fábrica alimenticia PepsiCo Snacks amaneció con un mensaje: la planta ubicada en el partido de Vicente López, Buenos Aires cerraba sus operaciones para trasladar toda la producción a otra fábrica que la firma tiene en Mar del Plata. El mensaje que circuló de celular en celular tenía una foto adjunta con la tosca “esquela” que la gerencia dejó colgada en la puerta de la empresa: la segunda multinacional alimenticia más importante del mundo alegaba “compleja estructura de costos”  y una supuesta crisis cuando en Argentina, su facturación -sumando las divisiones bebidas y snacks- aumentó 800 millones de pesos en 2016 (y alcanzó los 3800), según el último balance publicado por la revista Mercado.

cierre-pepsico_caja_02.jpg

Foto: Analía Cid


Desde aquel día hasta la actualidad, los trabajadores se movilizaron para armar un acampe frente a la fábrica donde realizan manifestaciones, cortes de calle y transmisiones en vivo por las noches, que son reproducidas por montón por quienes apoyan a los trabajadores en su página de Facebook Trabajadores de PepsiCo en Lucha por la Reapertura.

En Tucumán, el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), la CCC y la Cooperativa de Trabajo Pangea, entre otras organizaciones, apoyaron el pedido de reapertura mediante un corte de calle frente a casa de Gobierno semanas atrás.

arton78882-f3482.jpg

Foto: Captura web


Las redes ocupan un lugar fundamental para la visibilización de la lucha de unos 600 argentinos despedidos de la multinacional PepsiCo. Es así que hoy se siente en Twitter, bajo el hashtag #NoDesalojenPepsico, el fuerte pedido de los usuarios por detener un posible desalojo violento de los trabajadores apostados en el lugar luego de que el 7 de julio se diera a conocer que los dueños de la firma pidieron a la Justicia que desaloje la planta que se encuentra tomada por los trabajadores.

Mientras los días pasan la tensión y el miedo aumentan, ya que los trabajadores ven constante movimiento policial por la zona y sólo han logrado retrasar la orden de desalojo gracias al apoyo de organismos de DDHH, sumado al pedido de distintas personalidades públicas.


En este marco, las mujeres del colectivo feminista, que desde hace tres años masifica el reclamo contra las desigualdades y las diferentes formas de violencias, en el día de hoy dieron a conocer su postura señalando: “Sin trabajo para las mujeres no hay Ni Una Menos”.

Sucede que la producción de PepsiCo es sostenida en su mayoría por mujeres del conurbano bonaerense que llevan toda una vida dedicada a la fábrica y que hoy están al frente de esta lucha por preservar sus puestos de trabajo.

arton78336-dd47d.jpg

Foto: Trabajadoras de Pepsico


La carta de apoyo reza:

“Compañeras, les enviamos toda nuestra solidaridad. No están solas, estamos para nosotras. Cuando la connivencia de las corporaciones, el gobierno del ajuste salvaje y el poder judicial forman una estela de crueldad y violencia, nosotras decimos bien fuerte ¡NiUnaMenos! Repudiamos la amenaza de desalojo de la planta de PepsiCo de Vicente López, ordenado por el fiscal Larramendi y el cual la jueza Rodríguez Mentasty ratificó.

Abrazamos a las compañeras trabajadoras que una vez más se encuentran a la cabeza de la lucha, y junto con las trabajadoras de PepsiCo gritamos: ¡Ni una menos sin trabajo! Así como las compañeras llevaron adelante un paro nacional de mujeres en octubre y fueron parte del Paro Internacional de Mujeres el 8M, hoy todas somos parte de esta nueva batalla. Estamos en alerta ante cualquier hecho de represión y hacemos responsable al Estado de cualquier acto de violencia contra lxs trabajadoxs que resisten pacíficamente y con dignidad. NiUnaMenos. Vivas y con Trabajo nos queremos”.