El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Curiosidad

De no creer: hay personas que son alérgicas al trabajo

Desde reacciones contra el ejercicio hasta el trabajo, algunas personas tienen alergias que parecen una broma pero son reales.

Captura web

Es común referirse a la alergia como una reacción contra el polvo, pelos de animales, polen y algunos alimentos determinados. Sin embargo, esas sólo son las más comunes. Según estudios, hay algunos agentes capaces de desencadenar reacciones desagradables y, en algunos casos, con resultados severos.

Alergia a las relaciones íntimas

La alergia a la canela, el ajo, la pimienta y otras especias afectan a un tres por ciento de la población. Pero no son las más raras. Algunas personas son sensibles a las relaciones íntimas.

“En la década de 1960, se conoció el caso de varios maridos británicos sensibles a las secreciones vaginales de sus mujeres, lo cual les producía una fuerte reacción irritativa después de cada relación”, explica el médico alemán Jürgen Brater, divulgador científico. Otra irritación frecuente es la alergia al látex de los preservativos, según este médico.

Según los expertos de la Universidad de Cincinnati, en algunos casos el organismo femenino no es alérgico al semen en sí, sino a compuestos que éste contiene, derivados de la alimentación o la exposición a otras sustancias. Aunque a veces, la reacción alérgica la causa una proteína secretada por la próstata y contenida en el esperma.

Reacciones contra la actividad física

Otra rareza es la alergia a la actividad física. La doctora Montserrat Fernández Rivas, de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, explicó: ”Estas reacciones -cuyo mecanismo exacto no es conocido- no son muy frecuentes y se producen cuando el paciente hace ejercicios en las tres o cuatro horas posteriores a la ingestión de alimento. Las reacciones más características suelen ser urticaria, dificultad respiratoria e incluso hipotensión”.

El trabajo también genera alergias

Finalmente, una de las menos comunes es la alergia al trabajo. Según una investigación llevada a cabo en la ciudad española de Valencia, se pudo llegar a la conclusión de que el 1 por ciento de los trabajadores ha desarrollado un cuadro de asma provocado por las condiciones laborales.

Se determinó que casi la mitad de las enfermedades laborales son dermatosis y de ellas, la mayor parte son dermatitis alérgicas. Las dos clases de alergia química que más preocupan son las cutáneas y las respiratorias

Pero las posibilidades son infinitas. Alergias a los celulares, vinos, carne, el oro e incluso el sudor pueden desencadenar reacciones en algunas personas sensibles.