El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Salud

Gracias a su maestra, hoy tiene su prótesis de mano

Conocé la historia de vida del niño de 9 años que nació sin mano ni antebrazo.

Alexanders es oriundo del departamento de Juan B. Alberdi de la provincia de Tucumán. Debido a una enfermedad llamada “ausencia congénita”, nació sin mano y sin antebrazo izquierdo.

Cuando era pequeño, su familia buscó la manera de conseguir una prótesis para él, pero los médicos hicieron que desistieran en la búsqueda ya que no promovieron la manera de conseguir una solución para la vida del niño. Así, la esperanza se fue perdiendo.

Imagen: Carlos Rosznercki 


Alexanders, quien hoy tiene 9 años, concurre a la escuela, juega y tiene la alegría de cualquier niño de su edad. En esta escuela fue donde lo conoció Daniela Alderete.

Daniela es docente en la escuela número 384 , del Ofempe. En su testimonio, cuenta que entre sus alumnos Alexanders llamó su atención por ser un niño que siempre supo adaptarse a cualquier situación del entorno, a pesar de ser diferente al resto de sus compañeritos.

Foto: Primera prueba de Alexanders con su mano protésica.


Es por ello que la maestra no dudo en buscar ayuda para conseguir una prótesis de mano para su alumno.“Hoy estamos en 2017 y hay que buscar soluciones”, señala la maestra. Así, a través de Facebook se contactó con un grupo de jóvenes tucumanos que se dedica a realizar prótesis mecánicas con impresora 3D.

Hoy puede ver cómo impactó en Alexanders el usar la prótesis. “Es distinta su cara, su manera de actuar, de participar. Subió su autoestima”, comenta Daniela, orgullosa de haberle cambiado la vida. Además, espera que el caso de Alexanders sea generador de una cadena de ayuda para los niños en su misma situación.

Iris Juarez, mamá de Alexanders, dice estar agradecida de todo corazón con “la seño Daniela”. “Desde San miguel vino Alberto a traernos la prótesis sin recibir nada a cambio”, comenta emocionada al ver a su hijo agarrando cosas con su mano protésica.

Imagen: Carlos Rosznercki 


Si bien es cierto que hace nueve años no contábamos con las facilidades que ofrece la tecnología hoy en día, niños como Alexanders deberían contar con un servicio de salud integral brindado por el Estado. Ante la solicitud de una prótesis las obras sociales y prepagas comienzan a requerir informes varios y papeles que el paciente debe trasladar. La ley les exige, mediante normativa, la entrega de elementos nacionales que tienen menor costo. Entonces, no se explica cómo a esta altura del avance tecnológico nacional niños con alguna diversidad corporal deban esperar el milagro de alguna maestra caritativa.