El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Salud

Mejor afuera que adentro

A pesar del mal olor, es bueno liberar los gases que tiene el cuerpo. Tirarlos te va a ayudar a beneficiarte.

Captura web

Las flatulencias, más conocidas como pedos, son el aire que se forma en el intestino a medida que el cuerpo digiere los alimentos. Y, por más que esté mal visto expulsarlos, tirarse pedos colabora en tu bienestar.

Según el Instituto Nacional de Salud Digestiva y Diabetes de Estados Unidos, la mayoría de las personas producen de 0,5 a 2 litros de gas al día, y lo expulsan en forma de eructos o flatulencias una media de 14 veces al día.

Sus causas más frecuentes son la ingesta de alimentos difíciles de digerir, como la fibra, o que el cuerpo no es capaz de tolerar, por ejemplo, si sos intolerante a la lactosa y consumís algún producto lácteo.

Beneficios a la salud

Reduce la hinchazón: la inflamación puede ser ocasionada por una acumulación de gases en los intestinos, que se soluciona expulsándolos del cuerpo.

Disminuye el dolor abdominal: la distensión intestinal puede aliviarse con un leve masaje en la tripa o soltar un gas.

Evita la aparición de hemorroides: aguantarse los gases daña el colon y puede producirlas.

Colabora en el control de la dieta: las flatulencias hablan de tu nutrición, porque el olor es un buen indicador de cómo te alimentás. Algunas comidas producen más gases, como los hidratos o la fibra, y otras causan hedor, un ejemplo es la carne roja. Y si algún alimento te genera más gases de lo normal, quizá sos intolerante.

Ayuda a detectar enfermedades: el olor raro o fétido es un indicio de posibles patologías.

Alivia: a nadie le molesta tirarse un pedo porque deja una sensación de satisfacción y desahogo.