El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Violencia policial

Quedó grabado: policía tucumano golpea a una mujer

Ella se volvió una figura recurrente de los videos que copan las redes sociales. Las burlas de quienes la observaban se transformaron en miedo cuando un policía tucumano decidió correrla a latigazos.

Captura de video.

Nuevamente se viralizaron imágenes de una mujer, con una notable limitación psiquiátrica, desnudándose en la vía pública.

 

Usuarios de Facebook y YouTube, entre burlas, no cesan de retratar a la mujer para la posteridad. La historia, en esta oportunidad, da un giro de 180 grados y cambia su color cuando un policía, completamente impune, decide perseguir a la mujer con un látigo.

Como en el Medioevo, decide castigar a quien corrompe su status quo, el espacio que aparenta custodiar. La policía evidencia nuevamente los niveles de impunidad que maneja y expone con creces la violencia que maneja ante los civiles. Ellos crean su propio concepto de justicia y lo abordan a puño y sangre.

Frente a esto, el abogado Carlos Garmendia aclara que las denuncias correspondientes se harán: “Bajo ningún punto de vista se puede aceptar la actitud violenta que imparte este policía. Golpear con un látigo está fuera de cualquier justificativo. No puede pegarle con ningún elemento, ningún policía debería poseer un látigo. Es una vergüenza”.

En medio de la indignación, Garmendia redactó las denuncias pertinentes contra el policía que decidió atacar a la mujer. Los cargos consisten en incumplimiento de funcionario público y apremios ilegales.

Por su parte, el abogado militante de ADN y profesor de criminología, Augusto Moeykens, explica las formas en las que debe accionar la policía en estos casos: “El abordaje tiene que ser otro. Como herramienta pacificadora, que tiene que mantener la calma y la tranquilidad en la comunidad, un policía lo primero que tiene que hacer es abordar todo de manera pacífica y no conflictiva. En primer lugar, por pertenecer la víctima al sexo femenino, debe llamar a agentes mujeres; tiene que darle conocimiento al área de discapacidad para que den un abordaje de la situación, puede llamar al número 107, por ejemplo, para este tipo de casos. Si bien no es una emergencia donde hay un riesgo de vida, se informa a esta línea para que la intervención sea adecuada”.

Otro punto importante a tratar es el accionar de la gente ante el maltrato policial. “Si estamos viendo a un policía a plena luz del día persiguiendo y golpeando con un látigo a una mujer con discapacidad, ¿cuál será el accionar que tiene en otros momentos contra los jóvenes que asisten al parque? Es de público conocimiento que los jóvenes son las mayores víctimas de detenciones arbitrarias. Me parece que hay un importante temor a recibir el mismo trato”, reflexiona Moeykens.

La Ley de Contravenciones Policiales, además de ser declarada inconstitucional, no habilita a este tipo de accionar. No hay nada de lo que este policía pueda ampararse para justificar su procedimiento. 

El hecho nos interpela como sociedad y nos lleva a preguntarnos qué estamos haciendo mal para habilitar a un policía a tener este tipo de conductas, hasta qué punto hemos cedido nuestra humanidad y dado paso a la violencia para que una vecina sea castigada a latigazos y nadie haga nada al respecto.

Copias de las denuncias realizadas por Carlos Garmendia

Denuncia en fiscalía


Denuncia en jefatura


Vicki Ledezma