El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Ni Una Menos

Alarma el fuerte incremento de intentos de secuestro a jóvenes tucumanas

Las redes sociales colaboran a la visibilización y rápida viralización de estos casos. Los vecinos se protegen entre sí.

Durante el transcurso de la semana se hicieron virales tres casos de intento de secuestro en distintos puntos de la capital tucumana. Todos a jóvenes mujeres.

El modus operandi de este tipo de delito cambió radicalmente. Ya no importa ni el lugar ni la hora, los intentos de secuestro no discriminan la luz del día ni las calles más transitadas por los tucumanos.

Desde la LUE CEPA de la Facultad de Psicología denunciaron el pasado miércoles un intento de secuestro a una compañera de la facultad. Aquí el comunicado:

Esta mañana una compañera -cuya identidad se encuentra resguardada- sufrió un intento de secuestro por una camioneta oscura de vidrios polarizados, siendo interceptada por una moto para cerrarle el paso en la entrada al parque (la parte de atrás) cuando venía a rendir un parcial a las 7:45 h. Esto no es un hecho aislado ya que nos informaron que desde hace tres semanas la viene siguiendo la misma camioneta.

DENUNCIAMOS este grave hecho en un marco donde todos los días hay cuatro denuncias por intento de secuestro (trata de personas) solamente en el parque; en Argentina las redes de trata se manejan con total IMPUNIDAD por su complicidad con el Estado.

Las jóvenes mujeres necesitamos encontrar una salida a estos problemas porque queremos circular tranquilas, queremos trabajar y estudiar sin correr riesgos.

Por otro lado y de forma individual, una joven en Facebook denunció la horrible situación que le tocó vivir:

Solía pensar que nunca me iba a pasar pero lamentablemente hoy me pasó y agradezco a Dios que estoy para contarlo. Venía del colegio, me bajé del colectivo en calle Uruguay y 12 de Octubre (Villa Urquiza) y llegando a la esquina me quisieron levantar unos tipos en una camioneta FORD RANGER AZUL VIDRIOS POLARIZADOS SIN PATENTE. Me acerqué un poco a la calle pensando que era mi abuelo, ya que el tiene la misma camioneta y para mi desgracia eran estos tipos queriéndome secuestrar. Me pude escapar de estos hijos de puta gracias a una señora que justo pasaba y al ver que me tironeaban para meterme adentro, le agarré del brazo ella accedió y estos hijos de puta se dieron por vencidos pegaron la acelerada y se fueron. Tengan mucho cuidado chicas estos desgraciados andan al acecho.

No se sabe a ciencia cierta si se produjo un aumento de los intentos o si las redes sociales están cumpliendo una importante función de difusión y viralización ante estos casos. Lo cierto es que esto nos interpela como sociedad y nos obliga a estar más alerta a nuestro entorno.

Ahora, los ciudadanos debemos protegernos entre sí para preservar la integridad y no tener que lamentar las ausencias de más mujeres. Mientras el Estado siga ciego ante estas causas, no queda otra opción que la denuncia y el reconocimiento de estas amenazas.