El tiempo - Tutiempo.net
Portada Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Investigación

Caso Milagros: cámaras de seguridad que fallan y policías cómplices

La investigación por la desaparición de Milagros Avellaneda y su hijo Benicio se vería truncada por la falta de medios tecnológicos en la provincia.

Han pasado ya más de seis meses desde la desaparición de Milagros de los Angeles Avellaneda junto con su hijo, Benicio Coronel de 1 año y ocho meses. Desde aquel 28 de octubre de 2016 en San Miguel de Tucumán no se sabe nada de ellos. Ese día, Milagros había ido a buscar a Robertos Carlos Rejas de 30 años, a quien le reclamaba la paternidad de su hijo.

Lo cierto es que su familia continúa sin tener datos certeros sobre el paradero de la joven y su niño. Rejas se encuentra detenido por ser el principal sospechoso y el último que los vio con vida. Además, se encontraron búsquedas en su celular como: ¿cómo desaparecer un cadáver?, y averiguaciones para cambiar los tapizados del auto.

2e8b90e1-9bdf-4dfe-a3ae-2d75655ba382.jpg


La causa recayó el 3 de noviembre en la fiscalía III°, a cargo de María del Carmen Reuter, luego de que la policía no quisiera tomar la denuncia los primeros días, perdiéndose así días importantísimos para la investigación, según lo indica la doctora Silvia Furque de Morfil, quien lleva adelante la querella de la causa. “La fiscalía instructora pone su mayor esfuerzo para encontrar pistas sobre la aparición de Milagros y Benicio, pero la provincia cuenta con muy escasos recursos, es así como el rastrillaje se lo hizo en muy pocas horas, con un palo y sin perros de búsqueda”, revela Furque.

17834000_10155230763437070_2459026147404562838_o.jpg

Foto Archivo Vo-ve: Silvia Furque de Morfil


La letrada nos comenta que “cuando la familia de ella logra denunciar a Rejas, la policía le facilitó todo al sospechoso. Desde la información sobre la denuncia, hasta directores de monitoreo de lugares claves que le informaban si las cámaras funcionaban o no”. Luego, la abogada dispara: “Toda su familia es policía. Su padre, que es policia Federal retirado y perito criminalista, consultó con un colega si lavando el auto con ácidos quedaba alguna muestra de sangre. Para nosotros, el padre de Rejas tuvo una participación activa en la desaparición de Milagros y Benicio, por lo que esta querella solicitará que se lo indague para su posterior detención”.

La querellante se muestra conmovida ante lo que entiende como “un corazón de piedra” tanto de Roberto Carlos Rejas, como de su padre y hermanas (policías federales en actividad), ya que sostiene que la familia del imputado tendría habilidades y conocimientos que podrían haber ayudado y/o facilitado la desaparición de Milagros y Benicio, y/o entorpecido, destruyendo, o desapareciendo pruebas del proceso.

Familiares de la joven aseguran que Milagros jamás abandonaría su familia y mucho menos a su otro hijo. Ella tenía trabajo como empleada judicial en el juzgado de paz del Chañar, contaba con una buena obra social para ella y sus niños.

af5013f8-7b54-4402-bf4e-a5ac5aca954f.jpg


Los investigadores están convencidos de que la joven no pudo haberse alejado de su hogar por su propia voluntad. Cuando salió de su casa, no se llevó la documentación de Benicio, ni la mamadera para alimentarlo. Tampoco se acercó a ningún banco o cajero automático para cobrar el sueldo que le depositaron pocos días después de su desaparición. “Milagros Avellaneda era una joven con arraigo, que poseía un trabajo estable y una familia constituida, además de amistades”, se menciona en el expediente.

La doctora en leyes nos anticipó que se movilizarán para solicitar justicia por Milagros y Benito. Además, se va a incluir en el reclamo, que la provincia de Tucumán cuente con los medios tecnológicos para este tipo de casos y para que se arreglen todas las cámaras de seguridad y se las ponga en funcionamiento. Esto debido a que las cámaras de seguridad que hubieran registrado las últimas horas de Milagros no funcionan y las pocas que funcionan son en blanco y negro.

En relación, Furque sentencia: “Las cámaras son una mentira. ¿Cómo es posible que en el corazón de barrio norte las cámaras no funcionen? El señor ministro de seguridad sabiendo estas circunstancias no hace nada al respecto”.