El tiempo - Tutiempo.net
Portada Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Soy tu fan

“Gene Simmons me saluda por mi nombre”

Lo que pasa entre ídolos y fanáticos sólo pueden entenderlo quienes lo viven. Juan Pablo Nacul cuenta sus experiencias con su banda favorita: Kiss.

Gentileza: Juan Pablo Nacul.

Era 1990 cuando un vecino de Juan Pablo Nacul estaba escuchando una banda particular, de sonido distinto a lo que dominaba en la época.

Tenía once años cuando, sumido en la curiosidad, Nacul dejó que su vecino le presentara la banda. Le mostró Dinasty, uno de los discos de Kiss. “Ahí pensé que quería conocer la banda, fue el principio de algo que hasta ahora sigue. Desde ese momento nunca más paré”, recuerda.

Lleva 27 años de fan y mil anécdotas para recordar. El de él es un caso especial, no son muchos los afortunados que pueden seguir a sus ídolos por cielo, tierra e incluso, agua.

Durante el programa No Me Midas, transmitido en Radio Fish 95.9 todos los sábados de 17 a 21 h, Juan Pablo charló largo y tendido sobre su devoción hacia la banda.

En el 2012 fue el primer acercamiento en vivo. El recital Rock and Roll All Stars se realizaba en Buenos Aires y convocaba a varios músicos de renombre. Gene Simmons, guitarrista y voz principal de Kiss, lideraba el rejunte. En esa oportunidad, Juan Pablo junto con un amigo, se hicieron amigos de un representante de Gene.

En noviembre de ese mismo año, Kiss se presentó en Argentina: “Logramos entablar una buena relación con Eric Singer, baterista actual de la banda”, rememora. Luego de ese encuentro, todo fue en ascenso: “Nos invitó a la gira Sudamericana; fuimos a Chile, Brasil, Paraguay y Uruguay. Fue en 2015 y fuimos a todos lados, con México incluido. También fuimos al crucero de la banda”.

Entre sus docenas de encuentros, él destaca haber almorzado con Gene en su propia habitación: “Dos años después de eso, todavía me saluda por mi nombre”.

La banda, a lo largo de su trayectoria, fue cambiando de miembros; Juan Pablo logró recuperar el contacto con los cuatro miembros originales acompañándolos en sus giras, convenciones, etc. Así fue coleccionando no sólo merchandising sino también un tipo de relación especial, que sólo saben entender quienes entienden de ídolos y música.

Dentro de su militancia kissera, incluye fundar el Kiss Army Tucumán: “Ya existe uno a nivel país pero no había nada en el Norte”. Entre uno de los eventos que organizaron, está incluído el traer a la mejor banda tributo de Latinoamérica: Kiss my ass.

“Si tengo que elegir a un integrante, probablemente me quede con Paul Stanley. Todo fanático sabe que si Kiss sigue, es gracias a él. Es el único que se abocó a la banda. Igual, resulta una elección complicada, Paul es un genio indiscutible y con Eric entablé una buena amistad y fue quien me invitó a dos giras”, concluye.

Buscá a Kiss Army Tucumán en Facebook y enterate de todas las novedades y eventos que este fanático de la banda, junto con otros miembros, organiza para todos los adeptos del Norte.