El tiempo - Tutiempo.net
Portada Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Personaje

En San Martín, las promesas de hoy, son las alegrías del mañana

Iván Navarro es una de las promesas que tiene el Santo en las inferiores y pide pista en el verde césped.

Gentileza: CASM Inferiores.

Las inferiores de San Martín tienen un gran patrimonio de talentosos jugadores que comienzan a hacer sus primeras armas. Iván Navarro es uno de ellos y tiene bien en claro que para llegar lejos hace falta creer en sí mismo y trabajar día a día.

“Hace dos meses que estoy en el club. Un amigo habló para que yo vaya a primera de la Liga, pero me dijeron que era muy chico, así que me probaron en la clase 2000 y quedé”, cuenta Navarrito.


Navarro y su particular look con la camiseta rojiblanca.

Iván es oriundo de Burruyacú, pero se encuentra conviviendo en la pensión de San Martín junto a tantos otros chicos llenos de sueños. “La vida aquí es muy tranquila. Todos soñamos con llegar a primera en la pensión. Pero con esfuerzo se puede llegar dando todo en la cancha”, expresa el joven que extraña a su familia, pero le gustaría llegar para ayudarlos.

Chiri, como lo apodan, juega de delantero en el Santo y recuerda lo que es, hasta ahora, su mejor gol en el club. “Estaba por comenzar el partido y tocamos pase con mi compañero. Lo vi adelantado al arquero y le pegué al arco. Fue el gol más rápido que hice y todos me aplaudían. Ese día estuve muy emocionado”.

Categoría 2000, Iván tiene como entrenador a Enrique Ovejero y confiesa que siempre le pide que juegue hasta no dar más. “Eso es lo que a mí me gusta correr. El fútbol es mi pasión, es mi amor y mi vida”, expresa.

Las inferiores son un enorme proyecto a futuro y gran patrimonio de la institución de Ciudadela. Iván Navarro es otra de las joyitas que tiene el club y de a poco se irá nutriendo de lo que genera el fútbol tucumano.