El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Congreso

A cuatro meses para las PASO, las propuestas están en la tv

El oficialismo no impulsa su propia agenda para evitar posibles derrotas en un año electoral, por tanto, se frenó el debate de leyes sobre corrupción y educación.

Foto: Ricardo Pristupluk

Después de un año intenso de tarea parlamentaria como fue 2016, donde el bloque de Cambiemos pudo imponer su agenda de ajuste gracias a acuerdos políticos con los bloques del frente renovador y diputados del FpV, el oficialismo prefiere mantener el Congreso lo más inactivo posible para evitar eventuales derrotas con costo electoral. Se prevén diez sesiones para todo 2017. Relegando, así, iniciativas como la que promueve sanciones penales a empresarios corruptos o la que prevé la extinción de dominio para recuperar bienes que sean fruto de la corrupción.

Uno de los temas más candentes, que se trata de evitar en este sentido, es aquel que corresponde al paquete de proyectos referidos a la educación. Llevar al congreso un debate como la evaluación docente como instrumento para el mejoramiento de la calidad educativa sería un desastroso error político en medio del conflicto salarial con los gremios docentes.

Mientras tanto, el kirchnerismo busca intimidar pidiendo una sesión especial para tratar una ley que convoque a la paritaria nacional docente y rechazar la represión a los docentes en la plaza Congreso. Al respecto, la secretaria del bloque, Teresa García, asegura: "No es la agenda del Gobierno, es la agenda de la gente. Y el oficialismo lo que hace es planchar el Congreso. No quiere tratar ningún tema".

Resulta muy engorroso que el resto del arco opositor apoye este accionar del FpV, ya que el Frente Renovador, es decir, el tercero en discordia, no quiere ni por asomo quedar pegado al kirchnerismo en una sesión conjunta. Su referente, Sergio Massa, quiere romper esa polarización y evitar que las elecciones legislativas sean una réplica del ballottage de 2015. Por eso, repite cada vez que puede que él representa la "avenida del medio". El massismo evalúa convocar a una sesión especial sobre el problema educativo pero en un tono menos beligerante.

Desde el Bloque Justicialista, el diputado Diego Bossio confiesa que para ellos es difícil: “Nosotros pretendemos una agenda acordada con temas transversales a todos los bloques, que no sean conflictivos. Hay muchos asuntos de interés directo para la gente que están demorados".

En el Senado, se guían por una dinámica política distinta, sin embargo, sólo sesionó una vez en el último mes y medio. Y el único proyecto con visos de convertirse en ley en el corto plazo es aquel que modifica la norma sobre ejecución de la pena para que los delincuentes violentos no gocen de salidas transitorias.