El tiempo - Tutiempo.net
Portada Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Recitales

“Quiero que mi música sea inclusiva, no expulsiva”

Ya está todo listo para la gran presentación de Pantera, el nuevo disco de Miss Bolivia, que se presentará en Tucumán junto a Gladys La Bomba Tucumana. La cantante cuenta cómo se prepara y cómo se ve con la responsabilidad de ser comunicadora social a través de sus letras.

Captura Web

Parece ayer cuando Rasuk Producciones anunciaba un show en donde compartirían escenario dos mujeres explosivas: Miss bolivia y Gladys La Bomba Tucumana.

La fecha está llegando y las expectativas son enormes. El próximo sábado, Paz Ferreyra, mejor conocida como Miss Bolivia, estrenará su nuevo disco Pantera en las tablas tucumanas.

El evento contará con la presencia estelar de Gladys y las locales Macumbias. Además, habrá performances de acrobacias en tela y muchas sorpresas más.

Miss Bolivia charló con Vo-Ve Noticias contando cómo espera su arribo a la provincia y cómo le sienta el lugar de responsabilidad social que aborda en sus canciones. Conocé más sobre esta rapera que conquista cada más seguidores por su espíritu de lucha y defensa de los derechos y la diversidad.

¿Cómo te preparás para tu show en Tucumán junto a Gladys?

Estoy muy feliz de regresar. Los tucumanos son un público generosísimo y cálido. Volver con un disco bajo el brazo es un plus que le da mayor sentido y compartir un show con La Bomba es una bendición que me llena de orgullo.

Conocí a Gladys el año pasado cuando Lito Vitale nos convocó para interpretar una canción de León Gieco en el video homenaje del atentado a la AMIA. Ella me pareció una persona talentosa luminosa y, sobre todo, humilde y súper accesible. Asique estoy emocionada y llena de expectativas por participar de este festejo, presentando el disco y compartiendo con artistas locales.

¿Cómo fue el proceso de grabación de Pantera?

Fue un proceso más largo que otros discos. Me di la libertad de escuchar el ritmo y el flujo de la inspiración, trabajándolas meticulosamente con mi productor, Guillermo Beresñak, con quien trabajé tres discos. En Pantera fuimos más detallistas y lo hicimos a nuestro propio tiempo. Una vez parido el material, fue una felicidad enorme y a la vez un alivio de decir ¡ya está! Ahora, toca compartirlo con la gente y la enorme tarea de aprenderse los temas, sumado al desafío de mantener la calidad en un show en vivo.

¿De qué hablan tus letras en este nuevo material?

Se podría decir que en este disco hay dos ejes de contenidos. Por un lado, las letras autobiográficas ya que no puedo zafar de mis propias experiencias. Algunos temas son más reales pero en otros me permito también habitar la ficción.

La otra pata de contenido tiene una narrativa social, con un corte que aborda ciertos aspectos de la realidad, donde hay más compromiso en la comunicación de temas urgentes como la militancia por lo diverso y el repudio hacia la violencia de género, entre otras.

Te convertiste en un emblema de la lucha por el respeto de los derecho de las mujeres y la diversidad. ¿Cómo llevás esa responsabilidad a través de tu lugar de artista y comunicadora?

Todos los artistas, desde el momento que están al frente del micrófono y comunican su contenido de manera amplificada, tienen cierta responsabilidad y ética con las cuales ser congruente. Humildemente, yo ofrezco mis canciones como herramientas de lucha para que se las apropie quien quiera. Si mis temas contribuyen a tomar conciencia y erradicar o visibilizar cuestiones sobre la violencia de género, me siento conforme. Si hay personas que se identifican con mis letras o me sienten como luchadora, yo asumo ese compromiso.

Me pone muy contenta que el público sea cada vez más diverso y plural. Si hago un escaneo de la audiencia, veo trascender las fronteras de edad, género, clase, tribu y está buenísimo porque yo quiero que mi música sea así, inclusiva, no expulsiva.

La cita con la cumbia y el rap es para el próximo sábado 8 de abril en el Centro Cultural Leticia, San Martín 1075.