El tiempo - Tutiempo.net
Portada Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Recitales

Un tucumano cumplió el sueño de ver el regreso de los Guns N’ Roses

Víctor Montero es un camarógrafo de Canal 8 de Tucumán que cumplió el sueño de ver en vivo a los Guns N’ Roses. Reviví su experiencia.

Gentileza: Víctor Montero

Luego de 23 años, Axl, Slash y Duff volvieron a formar Guns N’ Roses y pisaron suelo Argentino. Su mega show tuvo lugar a fines del año pasado en el club Rosario Central y en River. Miles de fanáticos argentinos y de países vecinos se dieron cita a este encuentro histórico. Entre ellos, un tucumano cumplió su sueño de escucharlos en vivo.

El es Víctor Montero, tiene 32 años y es camarógrafo en Canal 8 de Tucumán. Su amor por los Guns comenzó a los diez años gracias a su fanático tío. Era la época de los 90 y la música llegaba por la radio, videoclips o escuchando los pocos Cds que se podían comprar. “Mi tío tenía los álbumes Your Illusion y Apetite For Destrucción. Los grabé en un casette y los escuchaba todos los días. Así comenzó todo. Siempre con la ilusión de verlos en vivo”, recuerda.

“Cuando me enteré de este recital, me demoré un día en sacar la entrada para River y no conseguí”, explica Víctor. Por suerte, sumaron más tarde la fecha en Rosario y el tucumano pudo conseguir su ticket de ingreso con gran emoción. “En otro momento hubiera ido a la cancha, pero quería disfrutar desde otro lugar, y elegí platea para mi tío y para mí. Estábamos felices”, detalla.

Victor tiene una cuñada viviendo en Rosario y, además, en el trabajo le debían días de licencia, fue una combinación perfecta para relajarse y afrontar a todo motor el viaje. Subieron al auto y caminaron la ruta sobre cuatro ruedas mientras sonaban los Guns de fondo durante todo el recorrido.

Llegó el ansiado día. El sol anunció la llegada del martes y los dos tucumanos comenzaron a prepararse. Pasadas las 15 h, luego de almorzar, salieron a buscar unos amigos, celebraron el ritual de la previa con un fresco gintonic y a las 19 h partieron hacia “el gigante de arroyito” abordando un taxi que los bajó a varias cuadras del estadio debido a los controles.

Una marea de gente pobló las calles del club, esquivando la infinidad de puestos de merchandising o la venta de los bautizados “choriguns”.

“Muy buena organización, entramos rapidísimo porque teníamos platea. Los demás demoraron un poco más. Nos ubicamos, escuchamos la última parte de los teloneros que fueron Cielo Razzo y compramos una cerveza”, relata el fanático.

El recital estaba pactado a las 21 h, horario exacto en donde "It's So Easy" fue la patada inicial del show, seguida de “Mr Bownstone” y "Chinese Democracy", para luego reventar el escenario con la fuerza de "Welcome to The Jungle".

“Con este tema se armó el descontrol y todos caímos en cuenta, recién allí, que eran los verdaderos Guns N’ Roses tocando, delante de nuestros ojos. No podíamos creerlo. A partir de eso, fueron dos horas y media de pura adrenalina, melancolía, recuerdos y más”, cuenta emocionado Montero.

Fue una noche de mucho frío, que se calentó por el calor de los seguidores coreando los hits del grupo. “Axl estuvo muy bien, nos sorprendió su voz, pero la estrella de la noche fue sin dudas Slash”, sentencia.

Además, la producción de los Guns tuvo una gentileza con los seguidores y, a modo de juego, escondieron púas en un parque aledaño al estadio. Los fanáticos enloquecidos fueron a buscarlas luego y unos pocos se hicieron del gran tesoro. Una forma similar adoptaron en los shows de Chile.

Para Víctor fue un sueño cumplido. “Sin dudas, fue lo mejor que vi y que seguramente veré. Es mi banda de toda la vida, me forjó el alma rockera y quedo profundamente emocionado de sólo recordar lo que viví ahí”, concluye.

Dicen que la música sana, conecta, regala. Es un arte que eleva y transforma. Este tucumano pudo experimentarlo y emocionarse desde lo más profundo. Y vos, ¿a qué banda o solista tuviste la oportunidad de ver en vivo y cumplir tu sueño? Dejanos tu comentario.