El tiempo - Tutiempo.net
Portada Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Transporte Público

Siete días de conflicto en la línea 11

Desde Inverbus confirmaron el pago de los sueldos a los trabajadores, pero la línea 11 todavía no ha retomado su recorrido.

Foto: Vo-Ve Noticias.

El conflicto por el funcionamiento de la línea 11, que presta servicio en la capital tucumana, llegó a su séptimo día. La empresa Inverbus SA cumplió con el pago de sueldos adeudados pero este domingo vence el plazo para que la Municipalidad de San Miguel de Tucumán entregue las máquinas de cobro a las unidades.

La deuda por la falta de pago de sueldos a 160 trabajadores que forman parte de la línea ya fue saldada. Sin embargo, para que el servicio en disputa pueda restablecerse, los ómnibus requieren la instalación de las máquinas validadoras de pago magnético.

El viernes pasado, la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo había rechazado el recurso de revocatoria interpuesto por la Municipalidad en contra de la medida cautelar y había ordenado a la empresa Inverbus SA que, en el término perentorio de 48 horas, abone a sus empleados los salarios correspondientes a los días trabajados en el mes de diciembre, mas aguinaldo y adicionales previamente acordados.

Las razones del intendente por las que Inverbus no debería explotar la línea 11

Luego del fallo de la Sala 2 de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, que ratificó el aval para que Inverbus siga explotando de la línea 11 de ómnibus, pese a estar concursada y a que no cumple con el contrato de prestación del servicio, el intendente capitalino, Germán Alfaro, expuso las razones por las que había resuelto quitarle la concesión.

En una solicitada, Alfaro inició: "Ante las acciones judiciales derivadas de la medida cautelar ratificada por Vuestras Excelencias, Salvador Ruiz y Horacio Ricardo Castellanos, quiero dejar en claro la posición del Municipio frente a este problema. La concesión de la línea 11 se encuentra vencida desde el 11 de junio de 2015".

El comunicado continúa contando los motivos por los cuales no se renovó la concesión. Primero, porque no se presentó la documentación necesaria. Además, las unidades con las que cuenta Inverbus SA, no cumplen con las condiciones exigidas por la normativa vigente para la prestación del servicio. Tampoco cumplen con el requisito de antigüedad (al menos un 30% del parque automotor debe ser 0 km. Mientras que el ómnibus más moderno de la empresa es modelo 2012). También, las unidades deben contar con aire acondicionado y rampa para discapacitados.

Además, la empresa concesionaria debe acreditar solvencia económica, pero al día de la fecha Inverbus SA se encuentra en concurso preventivo de acreedores con la consiguiente inhibición general de bienes, cuestión que acredita la total insolvencia.

"Tengo en claro que frente a una decisión judicial sólo cabe su acatamiento. Hago responsable a quienes tomaron esa decisión por las consecuencias que la misma pudiera tener, tanto en las cuestiones de seguridad del tránsito como en la de los usuarios del servicio", finalizó el intendente en su comunicado.