Panel de usuario
Foto: Negra Grego / Vo-Ve

Si las fiestas dejaron secuelas en tu cuerpo, desintoxicate en pocos pasos

El verano y las fiestas traen consigo altas dosis de calorías y ataques a varios órganos del cuerpo. Consejos para desintoxicarte.
Foto: Negra Grego / Vo-Ve

Ya pasaron las fiestas y arrasamos con todo lo que había en la heladera. Bebidas y comidas de todo sabor y color invadieron nuestro cuerpo y son los días posteriores a esos atracones en donde las facturas se comienzan a pagar.

“Pesadez, malestar estomacal y erupciones en la piel son los síntomas más comunes que tiene el paso de las fiestas”, explica el licenciado en nutrición Juan Gregoratti. Tal es así que uno de los primeros propósitos del año es desintoxicar el organismo. Te dejamos algunos simples consejos que te ayudarán con los primeros pasos para cambiar los hábitos alimenticios propios del verano.

1. Hidratarse: tomar líquido tiene reconocidos beneficios, sobre todo, para la piel y para ayudar a los riñones a eliminar los residuos acumulados en el cuerpo por los atracones de verano. Es la regla de oro para una correcta desintoxicación.

2. Ejercicio: no es necesario internarse en un gimnasio o realizar las rutinas habituales del año. En vacaciones, basta con dedicar un momento del día para caminar. Los paseos por el centro de la ciudad, la playa o las montañas, de  manera constante y con abundante líquido son una buena opción. En Tucumán, la noche es el horario preferido para las caminatas recreativas en plazas o el centro y durante el día, se prefiere pedalear en la avenida Perón o la caminata por los senderos del cerro San Javier.

3. Consumir alimentos desintoxicantes: diariamente podés elegir comer manzana, alcachofa, naranja, banana, ajo, ciruelas y remolacha entre otros.

4. Plan de alimentación progresivo: tener en cuenta que si se reduce drásticamente tu ingestión de calorías tu organismo producirá más toxinas debido al estrés ocasionado por la reducción calórica. Una dieta variada, predominando comidas que contengan abundante líquido y menos grasa son las elecciones más recomendadas. Sin embargo, no es necesario una dieta cero calorías, no te preocupes, podés darte el gusto de comer un helado bajo la noche de verano.

Siguiendo estos simples consejos, no dejarás de lado los “permitidos” y podrás disfrutar de esos manjares calóricos durante tus vacaciones, pero sin sobreexigir a tu cuerpo. Ponelo en práctica y comentanos tus resultados.

Negra Grego
¿Qué te pareció la nota?
Etiquetas de esta nota:
{NOMBRE DE LA ETIQUETA}
Dejá tu comentario:
Mediante Vo-Ve
Mediante Facebook
Términos y condiciones de publicación
(0) Comentarios