El tiempo - Tutiempo.net
Portada Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Protesta

Jaldo denunciará la protesta de los trabajadores de la línea 11

Los empleados se ubicaron en Plaza Independencia para exigir el pago de los sueldos de diciembre y del aguinaldo.

Foto: Vo-Ve

En la última semana de 2016, la Municipalidad capitalina decidió quitarle la concesión a la empresa que se hace cargo de la línea 11, debido a la falta de cumplimiento del pago de sueldos de diciembre y el aguinaldo a cientos de trabajadores. Como consecuencia de esta medida, 110 choferes quedaron sin trabajo.

Como consecuencia siguieron protestas, falsos comunicados y una serie de traspiés. Ayer por la tarde, un sector de los choferes de la línea 11 se movilizó hacia Plaza Independencia para protestar ante la falta de resolución de la causa judicial por la concesión del servicio urbano.

Quizá te interese: Los medios difunden información errónea respecto al conflicto de la línea 11

Estuvieron acompañados por Oscar Alonso, gerente de la empresa Inverbus, quien solicitó públicamente un subsidio para pagar los haberes adeudados a los trabajadores. El reclamo, que generó contratiempos en el tránsito del microcentro, se trasladó luego hasta la sede Municipal, en barrio Sur.

Se supo también que el Gobierno provincial, por instrucción del vicegobernador Osvaldo Jaldo, a cargo del Poder Ejecutivo (PE) por ausencia de Juan Manzur, presentaría una denuncia ante la Fiscalía de turno contra los propietarios de la empresa y los choferes, cuyos ómnibus fueron utilizados para realizar la protesta.

La Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo había dispuesto días atrás una medida cautelar que dejó sin efecto los decretos municipales que declaraban la caducidad de la concesión a la empresa Inverbus y el otorgamiento de un permiso provisorio a la firma Leagas, para la explotación de esa ruta en el servicio de ómnibus.

Nota relacionada: Un despido masivo deja a usuarios de la línea 11 sin colectivo

Ésta no pudo cumplir con el servicio dado que al salir la cautelar, los choferes se negaron a seguir circulando hasta que la Municipalidad les indicara en qué empresa deben trabajar. Pero el Municipio tampoco está en condiciones de definirlo porque desobedecería la orden judicial.