El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Política

“Hablo mucho por Whatsapp con Macri”

De emprendedor techie-financiero a diputado nacional, se devela el hombre que habla por Whatsapp con el presidente. Facundo Garretón revela el pensamiento que lo llevó lejos.

Facundo Garretón habla en un bar de Yerba Buena / Foto Federico González

Hace calor en un invierno inusual como Tucumán acostumbra a presentar y un bar en el corazón de Yerba Buena espera por una reunión pactada para las 11 h. El diputado nacional, Facundo Garretón, se sienta y pide un té, aún le quedan muchas actividades en su agitado día.

Sus 42 años se reflejan en su barba canosa y en algunas pocas arrugas. Al escucharlo hablar y responder algunos mensajes se nota que llevó una vida como ese lunes de agosto: agitada, con muchas actividades y agendas cargadas. En tres años, Garretón pasó de dedicarse a empresas por Internet a tomar decisiones en el congreso representando a Tucumán.

InvertirOnline y Tucumán BBS: cómo Internet le cambió la vida

Facundo Garretón estudió ingeniería informática en la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA), pero antes tuvo la posibilidad de viajar al lugar donde se desarrollaba un invento que cambiaría el mundo para siempre. “Tuve la suerte de ir a Estados Unidos, donde conocí la web, en ese entonces era una red interna para universidades, hasta que se desarrolló en una red de redes. Quise llevar esa idea a Tucumán y me decían que no iba a tener éxito y que nadie la iba a conocer”, cuenta el hombre que en ese entonces no tomaba en cuenta su espíritu emprendedor.

Así surgió Tucumán BBS, el primer proveedor de Internet del norte argentino, un emprendimiento que Garretón recuerda con nostalgia: “Me acuerdo que tenía 18 años y vendí una moto que tenía. Mi socio, Augusto Parra, vendió su departamento para comprar la antena”. La empresa creció y se transformó en un gigante de servicios de redes de comunicación.

Seis años después, el nacido en San Miguel de Tucumán vendió una parte de su empresa y se fue a estudiar en la Universidad de Berkeley un Máster en Finanzas, un mundo sólo explorado por él gracias a su empresa. Dejó atrás su background en tecnología informática, y en Silicon Valley, la capital de la programación en el mundo, conoció una nueva forma de ganar dinero: “Mis compañeros invertían por Internet en la bolsa de Estados Unidos y pensé que eso no había en Tucumán, así que me pareció una buena idea traer eso para acá”.

InvertirOnline pronto se convirtió en una empresa que se asentó en varios países y Facundo comenzó a viajar mucho más que antes. Reuniones en Colombia, México, Chile y Estados Unidos eran parte de su agenda de todos los días. “Ahora, casi no le dedico tiempo a la empresa”, afirma. En 2012 compró una empresa estadounidense con más de 300 empleados en países del cono sur.

La decisión de quedarse en Tucumán, Andy Freire y el cargo que quería tener en lugar de diputado nacional

El futuro político del país era incierto. Corría el año 2013 y Cristina Kirchner gobernaba el país seguida de cerca por la oposición. Se pensaban fórmulas para las elecciones de 2015 y nadie quería perder su lugar. Por aquel entonces, Garretón analizaba la idea de irse a vivir afuera, hasta que apareció Andy Freire, un joven empresario argentino, hoy ministro de Modernización de la Ciudad de Buenos Aires, conocido por su excentricidad y sus singulares ideas.

Andy convocó a Facundo a una reunión con Mauricio Macri y los tres hablaron sobre el futuro incierto del país y las fórmulas para las elecciones de 2015. “Me explicaron las ideas que tenían, lo que pensaban para el país y me gustó. Siempre tuve la idea de hacer un cambio grande en la comunidad”, cuenta el diputado.

Garretón había creado anteriormente SocialLab, una ONG desde su visión filantrópica, que ayudaba a empresas con iniciativas de doble impacto, en la resolución de problemáticas sociales. “Con SocialLab hacíamos cambios mínimos, en política uno puede cambiar la vida de millones de personas tomando una decisión, eso me atrajo”, revela.

Sin embargo, las dudas seguían. “No estaba seguro, pero Macri tiene un gran poder de convencimiento. Me llamó y me habló de mi hijo. Que se merecía vivir en un país mejor y que juntos lo podíamos hacer, que este era el momento”, relata Facundo. Luego, especifica cuáles fueron sus intenciones: “Quería ir como intendente, pero los tiempos no fueron propicios y la decisión final del bloque fue que me presente encabezando la lista de diputados”.

Reuniones y mensajes de Whatsapp con el Presidente

“Macri es un tipo muy pragmático. Al tener una escuela teórica de las ciencias duras y ser ingeniero, su meta es la resolución de problemas y se aboca a la operatividad. Todos los presidentes de la historia fueron abogados, entonces tal vez le falta esa cuota de chamuyo al frente de la cámara que tienen los abogados, pero es un tipo que se exige mucho y exige mucho a sus equipos”, describe Garretón al Presidente de la Nación. El tucumano trabaja muy de cerca con la máxima autoridad nacional, ya que forma parte de las comisiones de transporte y emprendimiento.

El diputado afirma que las reuniones con Mauricio son cortas pero intensas, que a pesar de ser una persona comprensiva, es duro y, cuando toma una decisión, es firme. “Tiene una gran sensibilidad social aunque no se note. Todas las decisiones que toma son para beneficiar a los más humildes, a los monotributistas, a los jubilados. Además de ser optimista, es un tipo que piensa a futuro. Está proyectando de acá a 20 años”, revela.

“Tengo su número y hablamos mucho por mensajes de Whasatpp, hay veces que necesito consultarle algo rápido y es una buena herramienta de comunicación”, enuncia Garretón con abundante cotidianeidad.

El trabajo diario: de viajar al exterior a visitar al interior

Garretón tuvo que viajar mucho cuando fundó uno de los brokers de Internet más grandes de Latinoamérica. Ahora, lleva una agenda cargada que se organiza de la siguiente manera: lunes y martes tiene reuniones en Tucumán, miércoles y jueves trabaja en Buenos Aires y los viernes visita el interior. El ingeniero es el hombre fuerte en materia de emprendedurismo en la región, y realiza acciones en comunas y pueblos que brinden un contexto de expansión para los emprendedores.

Los viernes elige un lugar para hablar con los vecinos y con el delegado comunal a fin de desarrollar las actividades que se llevan a cabo en esa zona: “Si un pueblo necesita una rotonda para hacer más fácil y más cómoda la entrada, lo que hacemos es hablar con la gente de transporte. Se trata de optimizar el tiempo y desarrollar las tareas del lugar”.

Es algo nuevo para Facundo Garretón, pero afirma que el contacto con la gente le gusta, aunque le da tristeza encontrarse con la realidad: “Me dio pena ver que mucha gente depende del Estado para vivir. Está acostumbrada a recibir ayudas que son efectivas, pero no se puede tener un futuro con eso. Eso queremos cambiar, que cada persona pueda ser emprendedora y solventarse con lo que elija producir”.

Con respecto a la causa que produjo este estancamiento de productividad, el funcionario considera: “Venimos de doce años en los que unos pocos se enriquecieron con las arcas del Estado. Hay comunas en las que el dinero quedó para los delegados y sus amigos, así no se puede crecer”.

El mediodía llega y a Garretón le quedan varias reuniones más antes de terminar la jornada. Sin haber dejado nada en el tintero, lo libramos a su labor.