Panel de usuario
“Mi sueño sería gobernar Tucumán Me siento con condiciones No voy a ser un gobernador joven pero sí de cabeza joven” cuenta el legislador / Foto Facundo Fadda

Padre, político e hincha de San Martín

Fernando Valdez representa los intereses de los tucumanos desde su banca en la Legislatura pero, además, es un amante del fútbol y sueña con ser gobernador.
“Mi sueño sería gobernar Tucumán Me siento con condiciones No voy a ser un gobernador joven pero sí de cabeza joven” cuenta el legislador / Foto Facundo Fadda

Apasionado de la política e hincha de San Martín, Fernando Valdez es uno de los parlamentarios que representan al radicalismo en la Legislatura. Perseverancia, sacrificio y estudio son las palabras de este político que anhela gobernar Tucumán.

Familia y política: una convivencia difícil

Fernando tiene una familia chica, little family como le dice. Su esposa Andrea, psicoanalista, y su hija Guadalupe, estudiante de filosofía, viven la exposición del hombre de la casa de una manera diferente a él. ”Yo me llevo bien con la política, mi familia lo sufre”, explica. Es que la buena convivencia se logra cuando hay un equilibro entre el padre y el legislador aunque aclara que cuesta porque “la política absorbe mucho”.

Hijo de un militante radical y de una peronista que terminó en las filas del radicalismo, cuenta que de política se habló siempre en su casa, sobre todo por haber vivido su juventud en plena dictadura militar.

El papel de su mujer es fundamental, ya que es la contención de la casa y aporta desde diferentes puntos de vista en la carrera de Fernando, al igual que su hija. “Es bueno tener una voz distinta y más joven”, remarca.

San Martín, su pasión

Hincha del equipo de Ciudadela, desde los seis años, sigue al Santo a donde vaya. Sin que su pasado como exjugador de voley con el Club Tucumán Central confunda sus sentimientos verdaderos por el club que sigue.

Abogado por convicción

Comenzó a estudiar abogacía en 1981 y no se imagina alejado de ella. Además, es profesor de Derecho del Consumidor en la Universidad de Tucumán.

¿Si no era la abogacía, entonces qué? El legislador comenta: “Seguro me hubiera canalizado en alguna actividad en la dirigencia deportiva”.

La universidad fue lo que le abrió la puerta a la política y con la guerra de Malvinas comenzó todo. “Con mis compañeros decidimos colaborar con los colimbas, ya andaba la política por ahí”, explica.

El Radicalismo y su sueño de conducir Tucumán

Los cargos son efímeros pero no de relevancia menor, sin embargo, para trabajar por la gente no son absolutamente necesarios y ése es el caso de Fernando. “Mi actividad como militante del radicalismo es más grande. Milito desde los 20 años y recién tengo un cargo ahora como legislador. Más allá de los lugares que ocupé en la UNT”, señala.

¿Y por qué el radicalismo? “Tiene que ver con la época en la que viví, más allá de la influencia familiar. Tenía 20 años y el radicalismo tenía la figura de Raúl Alfonsín, que era cautivante”, recuerda.

El libro La cuestión argentina, de Alfonsín, fue lo que le dio el puntapié inicial para entrar en el partido.”El libro me atrapó porque pensé que era lo que le pasaba al país y ahí me enganche con el radicalismo”, detalla quien ahora representa al partido en el Poder Legislativo de la provincia.

Ser legislador no es para Valdez el punto más alto al que puede aspirar. Si bien señala que por la edad la presidencia es algo que hoy ya no anhela, la gobernación de la provincia si está en sus planes. “Mi sueño sería gobernar Tucumán. Me siento con condiciones. No voy a ser un gobernador joven pero sí de cabeza joven”, destaca aunque aclara que no es primordial que sea él quien llegue a ese lugar sino que algún otro representante que comparta sus ideas tendría su apoyo.

“La grieta es un fenomenal chamuyo”

Uno de los temas que más atraviesan a la sociedad y se tratan diariamente en los medios es la diferencia de opiniones entre los argentinos. Mientras algunos lo ven mal, Fernando hace un análisis diferente. “Hay distintos modos de pensar. No aceptamos que otros pueden pensar distinto”, resalta. Además, da un ejemplo personal: “Tengo muchas diferencias con el kirchnerismo pero a la vez muchos amigos. La base de la democracia es el disenso”, interpreta.

Cultivar la mente

Así como un libro le abrió el camino hacia el radicalismo, elige la lectura como modo de vida y cuenta que utiliza los ratos libres para hacerlo. Derecho, política y policiales son sus predilectos.

Luego de casi 40 minutos de una charla distendida, nos disponemos a finalizar la grabación en la que conocimos a quien, quizás en algunos años, veamos peleando por ser gobernador de la provincia.

Facundo Fernández
¿Qué te pareció la nota?
Etiquetas de esta nota:
{NOMBRE DE LA ETIQUETA}
Dejá tu comentario:
Mediante Vo-Ve
Mediante Facebook
Términos y condiciones de publicación
(0) Comentarios