Panel de usuario
Perseverante y firme así se define Sandra Manzone / Foto Lucas Santeyana

Madre con proyección a Gobernadora

Mujer de la política y con deseos ambiciosos de seguir creciendo; Sandra Manzone habló con nosotros sobre su vida, sus aspiraciones: la persona detrás de la dirigente.
Perseverante y firme así se define Sandra Manzone / Foto Lucas Santeyana

Caminando por la vereda de la calle 24 de Septiembre no pasa desapercibida. Sandra Manzone es una de las dirigentes con más trascendencia pública en los últimos años y los carteles luminosos con su cara por la campaña pasada, sumados a sus apariciones en los medios son prueba de ello.

Entramos al lugar pactado, un sillón y una linda decoración nos esperan. Con una sonrisa de la concejal y un “cuando quieran”, comenzamos la nota.

Bernabé, su hijo y el hombre de su vida

Durante toda la charla, su hijo tiene lugar en el tema que se toque. Claramente, su papel de madre se antepone a cualquier asunto profesional, sea cual fuere. Además de él, conforman su familia su mamá y su hermana quienes viven en Mar del Plata y su hermano que vive en Mendoza.

Ser madre y política no es fácil, según cuenta. Sandra milita desde 2003 en la Coalición Cívica-ARI, cuando Bernabé tenía sólo un año y desde allí no se detuvo. Aunque ella dice que las tareas “conviven bien” y que su hijo está acostumbrado, aclara que hay momentos en los que la relación se tensa. “No es fácil compatibilizar horarios, paso muchas horas fuera de mi casa y estoy convencida de que la vida se hace de presencias y no de ausencias”, destaca y confiesa “a veces siento mucha culpa porque mi hijo está en una edad complicada y es necesario estar para marcar límites”.

Más allá de eso, una madre siempre sabe distribuir sus horarios: “Disfrutamos mucho el tiempo juntos, me gusta saber qué piensa y qué siente”, cuenta y agrega que más de una vez tuvo miedo por algunas vicisitudes de la política, pero más por su hijo que por ella.

Un pendiente, el sueño de conducir Tucumán

“Sandra Manzone gobernadora”, podría ser un cartel que nos crucemos por las calles de la provincia en algunos años. Quien hoy se desempeña como concejal por el Acuerdo para el Bicentenario nos confiesa que anhela ser mandataria provincial. “Yo sueño con ser gobernadora de Tucumán, me encantaría”, declara. Además, completa: “la política es una pasión, siempre viví de mi actividad privada pero milité en la Facultad de Derecho y en 2003, luego de firmar una adhesión para la postulación de Elisa Carrió, fui convocada para formar parte del frente”.

“A donde llego me quedo y vine a la política para cambiarla, no quiero ser más de lo mismo.”

Otro de sus sueños, ser periodista. Si bien aclara que estudió abogacía con libertad de elección, Sandra nos cuenta que la comunicación era una rama por la que le hubiera gustado seguir y que no descarta para el futuro. “El día que deje la política, me pongo de cabeza a estudiar o ejercer la comunicación. Me fascina la tarea de incomodar, constantemente. De alguna forma lo hago desde la política, tengo que interpelar y ser una piedra en el zapato”, reconoce.

Amor hacia su padre y su hijo por sobre todo

Cuando le consultamos sobre el mejor y el peor año de su vida no lo piensa ni un segundo: “El mejor, 2002 cuando nació mi hijo. El más feo, 1988 cuando murió mi papá”.

Los hombres de su vida, como ella los llama, le marcan su camino. Describe a su padre como alguien que fue estricto y recto: ”Nunca dormí fuera de mi casa porque no nos dejaba”, cuenta entre risas.

Luego,emocionada al hablar de ese hombre que murió a la corta edad de 45 años, no puede dejar de decirlo: “No  hay un día en que no lo recuerde. Me resguardo en los momentos lindos y de alegría, en su sonrisa que cada vez se va desdibujando más. Mucho tiempo me esforzaba por recordar su voz y hoy no me acuerdo y es difícil muy difícil“, recuerda con brillo en sus ojos.

Su día fuera del Concejo Deliberante

Aunque reconoce no tener mucho tiempo libre, sabe darse su espacio para hacer gimnasia, salir con amigas y, como gran parte de las mujeres, comprar ropa y zapatos. Además, revela parte de su carácter: “A la mañana no me gusta que me hablen, hasta que voy entrando en ritmo”, cuenta. Sumada a su pasión como madre y política, declara que le fascinan los libros y que tiene un lugar para leerlos poco común: “Mi salón de lectura es el baño, me siento en el baño a leer. Leo mucha actualidad, biografías e historia”, declara.

Cuando el reloj marca las 13:30 h, y conscientes de las obligaciones de la concejal, nos disponemos a finalizar la entrevista. Ahora, conocemos mucho más de la ¿futura candidata a gobernadora?, el tiempo lo dirá.

Facundo Fernández
¿Qué te pareció la nota?
Etiquetas de esta nota:
{NOMBRE DE LA ETIQUETA}
Dejá tu comentario:
Mediante Vo-Ve
Mediante Facebook
Términos y condiciones de publicación
(0) Comentarios